masblabla_ejercicio

Has decidido llevar una vida más sana, por lo que, entre otras cosas, vas a incluir el ejercicio dentro de tu vida diaria, pero no tienes ni idea de que ejercicio hacer, así que después de ver algunas fotos de tus amigos donde salen corriendo carreras y maratones, y como está de moda, te decides salir correr todas las mañanas. Te compras todo el kit, shorts, playeras, tops, calcetines, tenis especiales, etc. Por supuesto que bajas la aplicación de Nike, y hasta te compras tu Polar para saber tu ritmo cardiaco.

El primer día, te levantas a las 6 de la mañana súper emocionado, te preparas con todas tus compras y sales a correr, pero ya para el quinto día ya apagaste el despertador 3 veces, y por ahí de las 6:45 decides ir a correr y ya no con tantas ganas como el primer día. Ya para las 2 semanas, de plano ni te pudiste parar de la cama, y dices, no, esto del ejercicio definitivamente no es lo mío, pero por lo menos lo intenté.

Y es que lo que no es lo tuyo no es el ejercicio, si no tal vez el correr, pero existen muchas disciplinas más.

No todos estamos hechos para correr, levantar pesas en el gym, hacer yoga, acostarse en una cama de pilates.. etc. Y tal vez tendrás que pasar por muchos deportes antes de encontrar el indicado.

Lo primero que te debes preguntar es que resultado quieres lograr y que es lo que te gusta en realidad. Si eres una persona súper activa y un poco nerviosa, probablemente te venga mejor una clase de spinning que una de yoga y viceversa.

Investiga los diferentes deportes y disciplinas, hay un buen de donde escoger, y seguro que alguno te encantará. Haz una lista de los deportes que te “laten” y prueba! Casi todos los lugares tienen clase de prueba, aprovéchalas.

Un vez que hayas escogido y empieces a practicar intenta ser constante, así veras resultados más rápido.

Busca el maestro indicado para ti, muchas veces no nos gusta algún deporte porque el maestro que lo da no es bueno para nosotros, tienes que buscar a un maestro que te motive, que te gusten sus clases y te ayuden a superarte y a avanzar cada clase, si no, probablemente pierdas el interés muy pronto.

No tengas miedo, intentar no cuesta nada, y al principio te costará trabajo, pero una vez que hagas el ejercicio parte de te rutina diaria te será difícil dejarlo, hasta raro te sentirás cuando no lo practiques, y recuerda, nunca es tarde para empezar!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *