Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

BLOG

Gastos innecesarios que no te dejan ahorrar
Familia

Gastos innecesarios que no te dejan ahorrar 

Cuántos de nosotros no hemos dicho alguna vez… “Es que no me alcanza para ahorrar” o “Cuando empiece a ganar más, comienzo a ahorrar” entre otras muchas frases que en el fondo parecen un buen pretexto para no ahorrar… O quizás simplemente queremos hacerlo y de verdad creemos que el dinero no nos alcanza para esto. Y en realidad no es tanto como que no tengamos el dinero para ahorrar, sino que simplemente es que hay gastos innecesarios que podríamos evitar. Es cuestión de ahorrar de la forma adecuada, es decir, de identificar los gastos que te empobrecen y que podrías eliminar o disminuir. Los gastos innecesarios más comunes son:

  1. Pago de televisión por cable

Este es uno de los gastos más comunes: Crecimos viendo tele y estamos muy acostumbrados a hacerlo, así como estamos acostumbrados a tener televisión por cable, pero  si te pones a pensar… ¿Realmente cuánto la usas? A veces sin darnos cuenta tenemos estos servicios para ver un partido una vez por semana o algún programa a lo mucho dos veces por semana, sin contar que además de esto tenemos contratados otros servicios de streaming que hacen que utilicemos la opción del cable cada vez menos. Es hora de hacer un recuento de lo que pagamos por ver la tele y cuánto la usamos, y una vez identificado el gasto eliminar lo que  te cuesta.

  1. Regalos costosos

Siempre queremos regalar lo mejor, pero en estos casos hay que tener en cuenta que lo mejor no siempre tiene que ser lo más costoso; intenta buscar regalos con anticipación para que así tengas muchas alternativas, y busca regalos más económicos o incluso con algún descuento; si te esperas al último día acabarás comprando lo primero que encuentres y tal vez sea lo más caro.

  1. Pagar precios completos

No es necesario comprar la ropa de la última colección, o cambiar de celular cada año; no pagues más solo por “estar a la moda”,  al final todo siempre acaba en descuento unos meses después de que sale a la venta,  y la mayoría de las tiendas tienen varias ventas con descuentos a lo largo del año, así que ¡Aprovéchalos! También hay muchas tiendas que tienen cupones o planes de lealtad donde podrás utilizar puntos para ahorrar más dinero.

  1. Membresías de gimnasios

Muchas veces compramos el plan anual del gimnasio porque nos hacen un descuento, pero al final lo usamos 2 meses y prácticamente no volvemos a ir, y como ya lo pagamos hace tiempo, pues no sentimos que nos está costando, lo que al final es dinero tirado a la basura. Antes de contratar este tipo de planes haz un estudio de los gimnasios cercanos, sus alternativas y costos y prefiere pagar mes con mes, así si empiezas a no ir simplemente dejas de pagarlo, y cuando ya sea un hábito, el próximo año, tendrá más sentido que pagues la anualidad. Otra opción puede ser pagar un plan de ejercicio en casa, que será mucho más barato que el de un gimnasio y además te ahorrarás los gastos por traslados.

  1. Intereses de tarjetas de crédito

Sé muy cuidadoso con las tarjetas de crédito: A pesar de que hay personas que dicen que lo mejor es no usarlas hay muchas que nos dan beneficios en puntos o descuentos, pero estos puntos o descuentos no nos servirán de nada si no pagamos los totales mes a mes y dejamos que se nos acumulen los intereses: procura no pagar el mínimo, sino el total mes a mes. Y periódicamente revisa tus gastos domiciliados o suscripciones, porque al cargarse automáticamente a la tarjeta puede ser que se nos olvide que las tenemos y nuevamente estarías pagando por algo que no usas.

  1. Planes de celular

Revisa muy bien cuánto estás pagando por tu plan, y analiza si realmente necesitas toooodo lo que tiene o podrías bajar tu nivel de gasto. Investiga precios con la competencia, porque tal vez puedas tener menos gigas y conectarte más al Wifi : El día de hoy prácticamente en todos los lugares donde vamos hay Wifi disponible.

  1. Salir a comer o pedir comida a casa

Es buenísimo poder pedir comida a domicilio, y más cuando lo puedes hacer por medio de una aplicación, porque además te evita cocinar, pero aunque no lo creas, éste es uno de los gastos que más le pega a nuestro bolsillo, al igual que salir a comer. Intenta sólo hacerlo en ocasiones especiales, haz un esfuerzo extra por cocinar en casa, porque no solo te saldrá más económico sino que comerás más sano.

  1. Comprar productos de marca

Nos podemos gastar muuucho dinero sólo por traer la marca en la ropa, la bolsa, el cinturón, o los lentes. Analiza qué tanto vale la pena, porque a veces son gustos que nos podríamos ahorrar fácilmente si pensamos que la prenda no vale tanto pro lo que es, sino pr la marca que estás “presumiendo”: Te puedes vestir bien y tener buenas cosas sin tener que gastar dinero innecesario en marcas.

  1. Pagar a terceros por arreglos simples

Hay arreglos muy sencillos que requiere la casa, o tu auto, o básicamente todo lo que te rodea, que con ver un video podemos solucionar; por supuesto que no todo lo podemos hacer nosotros, y a veces sale peor, pero habrá otros que tal vez es mejor averiguar un poco antes de hablar para que te lo arreglen, verás que te pudes ahorrar unos cuantos pesos si tú te haces cargo.

  1. Cafés 

Probablamente no eres de los que se compra su café a diario, pero sí lo haces “de vez en cuando”, y si haz hecho la suma de lo que gastas en cafés —siendo un gasto pequeño tendemos a ignorarlo— el acumulado puede ser mucho más grande de lo que creemos: Recuerda que el café de diario lo puedes llevar desde casa, así que tal vez sea mejor invertir en un buen termo, y probablemente así estarás tomando un mejor café que el que consumes allá afuera.

¿En qué otras áreas de tus gastos corrientes se te ocurre que puedes ahorrar? ¡No dejes de compartírnoslas en nuestras redes! Y como siempre, te agradecemos por formar parte de la comunidad Más Bla Bla.

admin

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *