Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

BLOG

¿Manejas el estrés o el estrés te maneja a ti?
Familia

¿Manejas el estrés o el estrés te maneja a ti? 

Cuántas veces hemos escuchado que tenemos que manejar nuestro nivel de estrés, pero claro… Es más fácil decirlo que hacerlo.

El estrés se define como una experiencia emocional que generalmente viene acompañada de cambios físicos, bioquímicos, psicológicos y conductuales, y si bien lo entendemos como un evento generalmente negativo, en muchas ocasiones el estrés puede ser de gran ayuda, ya que una cantidad moderada de estrés nos da cierto empuje y energía, y puede ser benéfico en estas situaciones:

  • Al realizar un examen, evaluación o entrega de algún reporte o trabajo.
  • Para enfrentar situaciones no deseadas al permitirnos “adaptarnos al medio” con celeridad.
  • En caso de peligro, nos permite estar alerta a través de situaciones de emergencia.

Los efectos bioquímicos de defensa del estrés actúan liberando cortisol y adrenalina, y gracias a ellas podemos atender situaciones de peligro, reaccionar, alejarnos y huir. Pero cuando la cantidad aceptable de estrés sobrepasa sus límites en nuestro cuerpo, este empieza a resentirlo. Es entonces cuando hay que intervenir y llevar a cabo ciertos métodos anti estrés para identificar su causa y lograr un cambio en nuestro estilo de vida.

Es importante tener en cuenta que el estrés puede afectar nuestras relaciones personales, nuestra salud y desarrollo emocional. Se ha demostrado que existe una fuerte relación entre el estrés y las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, depresión, ansiedad, padecimientos digestivos y dermatológicos, así como alteración en los patrones de sueño y alimentación que nos pueden llevar a enfermedades como obesidad y diabetes; además el estrés continuado debilita nuestro sistema inmune.

Para combatir el estrés se recomienda estar bien hidratado, hacer ejercicio, realizar técnicas de respiración, meditación o relajación, llevar una alimentación sana, dormir más, involucrarse en actividades recreativas, sociales y culturales. Todas estas actividades provocan la liberación de endorfinas y oxitocina en el cuerpo; ambas son las “hormonas de la felicidad”, y sus efectos contrarrestan a los del estrés. Al liberarse sentimientos de bienestar nos sentimos motivados y estimulados, y muchas veces estos sentimientos crean propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Si estas técnicas no son suficientes, acude a un profesional de la salud ya que ellos cuentan con tratamientos especializados basados en terapias y meditación para lograr reducir los efectos negativos del estrés.

No te olvides de comentarnos tus experiencias en el manejo del stress, y como siempre, ¡Te agradecemos por formar parte de la comunidad Más Bla Bla!

admin

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *