Tendemos a tener poco orden con nuestro dinero, muchas veces así como llega se va. Y no sabemos ni en que se gastó. Vivimos en el día a día pagando lo que se necesite, y mientras nos alcance pues ¡que bien!

Pero, ¿que pasa cuando nos llega el estado de cuenta de la o las tarjetas de crédito y sobrepasa nuestro ingreso?. Aquí empezamos a arrastrar deudas y llegamos a un punto en el que nos sentimos ahogados, y es hasta que llega un ingreso inesperado que podemos dejar en ceros nuestras tarjetas, y no tardamos en tener deudas en la tarjeta otra vez. Analiza, tu dinero se fue en pagar intereses, literal, se lo regalaste al banco.

Te dejo unos tips que te serán de utilidad para mantener tus finanzas sanas y en lugar de vivir estresado por las deudas disfrutar de tu dinero.

  1. Nunca gastes más de lo que tienes, tus gastos no deben ser mayores a tus ingresos, es aquí donde empiezan las deudas, salir de deudas cuesta mucho, y si tienen intereses de por medio más. Esto suena muy fácil, y la verdad la mayoría no lo hacemos; evita usar las tarjetas de crédito, son el camino perfecto para gastar de más, a menos que seas una persona muy ordenada y sepas perfectamente lo que gastas así como tus cargos automáticos a la tarjeta (luego se nos olvidan), y aún así, no se porque pero siempre llega el estado de cuenta más alto de lo que creíamos.
  2. Paga a tiempo, de esta forma evitarás recargos y cuotas que cobran los servicios por no ser pagados a tiempo, al igual que las tarjetas de crédito. Paga por internet, no es necesario hacerlo con tu tarjeta de crédito, lo puedes hacer con la de débito o con cargo a tu cuenta bancaria, es más fácil y rápido, así no tendrás que salir a hacer pagos, pon un recordatorio en tu calendario que se repita cada mes para que no se te olvide hacer el pago, también puedes activar los cargos automáticos, muchos servicios ofrecen descuentos por pronto pago, o te hacen descuento por pago anual, ¡aprovecharlos!
  3. Ahorra, destina un porcentaje de tus ingresos al ahorro, este lo puedes meter a inversión, los bancos ofrecen muchas opciones, también hay planes de ahorro para el retiro muy accesibles, para que el ahorro funcione tienes que hacerte a la idea de que no recibes este dinero y no lo tocas, a menos que sea una emergencia, ¡y de verdad emergencia!
  4. Cuidado con el gasto hormiga, El gasto hormiga son todas esas cosas que nos cuestan poco, no sentimos que estamos gastando mucho pero cuando hacemos la suma (que pocas veces la hacemos) nos damos cuenta lo mucho que estamos gastando en “cositas”, como dicen: “ hay que cuidar los centavos para tener pesos”.
    A veces no sabemos porque debemos tanto en la tarjeta si no hay ni un solo cargo de 4 dígitos, y es que de poquito en poquito vamos sumándole. Es como traer $100 en monedas, se nos van de volada, no es lo mismo pagar de $5 en $5 que pagar $100 de un jalón, aunque al final sea igual el dinero que se gastó. Ojo con el gasto hormiga, cuida esos pequeños gastos.
  1. Administra tu efectivo, si recibes tu dinero en efectivo o lo sacas de cuenta bancaria debes de usarlo sabiamente, sientes que tienes dinero y te lo gastas todo, procura traer únicamente lo necesario, lo demás déjalo en casa, y si tienes mucho cambio guárdalo en una alcancía, así no contribuirás al gasto hormiga, ahorra esos pesitos y te asombrarás lo que puedes llegar a juntar de puras monedas. Tampoco abuses de tu tarjeta de débito, a veces es como traer el dinero en efectivo, procura mejor sacar el dinero que vas a usar y deja esta tarjeta en casa.
  2. Haz un presupuesto, este es uno de los puntos más importantes, con él tendrás una herramienta útil para no gastar de más. Define tus ingresos, divide tus gastos en fijos y variables, para los variables pon un monto máximo de gasto, ajusta tu presupuesto a tus ingresos, no se deben pasar, dentro de tu presupuesto también debe entrar el ahorro y gastos inesperados, procura además de tu ahorro hacer un fondo de gastos de emergencia, aunque no se mucho lo que aportes mensualmente, uno nunca sabe cuando lo va a necesitar.

 

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *