Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

BLOG

Cómo salir de deudas
Familia

Cómo salir de deudas 

Desafortunadamente estamos acostumbrados a vivir en una sociedad de deudas. Creemos que hay cosas que sólo podemos conseguir a través de préstamos y es muy fácil utilizar las tarjetas de crédito para hacer diversas compras, por lo que perdemos muy fácil la noción de lo que hemos gastado. Y el problema llega cuando llegamos a tener tantas deudas que no sabemos cómo salir de ellas, o caemos una y otra vez en el endeudamiento y parece que nunca acabamos con él.

Y si bien a veces es bueno tener deudas —como cuando tomamos préstamos que nos producen dinero y prácticamente se pagan solos— también es cierto que la mayoría de las veces no tenemos este tipo de deudas.

Si bien es cierto que a veces las deudas nos llegan por sorpresa —por alguna emergencia o gasto inesperado que era necesario cubrir— la mayoría de las deudas no sólo nos roban dinero por los altos intereses que tenemos que pagar, sino también nuestra tranquilidad; vivimos preocupados por ellas y nos sentimos inestables porque además de tener la presión de pagar nuestros gastos comunes entonces también tenemos la presión de pagar las deudas adquiridas. La mayoría de nuestras deudas siempre salen muy caras, porque a veces acabamos pagando el doble o el triple del dinero que inicialmente recibimos, por lo que es importante salir de ellas lo mas pronto posible.

Y para salir de deudas lo primero que debemos hacer es organizar los gastos, administrar el ingreso de tal manera que podamos hacer abonos más allá de los mínimos que piden nuestras deudas y así pagarlas en un plazo menor al que teníamos acordado, es decir, hacer abonos a capital; para poder hacer esto debemos de tener muy claro el monto total de nuestras deudas, el interés que nos causa cada una, nuestros ingresos fijos y variables y nuestras metas a futuro.

Así que lo mejor para salir de deudas será hacer un plan de acción para que seas tú quien disfrute de tu dinero y no te vivas pagando el triple por lo que compras y enriqueciendo a alguien más.

  1. Saber cuánto debes.

Empecemos por hacer una lista —tal vez usar Excel será una buena idea— en ella escribe la persona o entidad a la que le debes, el monto que se debe actualmente, lo que debes de pagar mensualmente, el tiempo de duración de la deuda, los intereses que tienes que pagar y el motivo de la deuda. Si son varias deudas, suma los montos al final, así podrás saber tu deuda total. 

  1. Analiza tus ingresos.

Al tener tu cuadro del punto 1 ya tienes muy claro lo que tienes que pagar mensualmente de deuda, y ahora es tiempo de hacer una lista de tus gastos fijos mensuales, es decir todas esas obligaciones que tenemos que pagar mes con mes como lo pueden ser la renta, comida, luz, agua, teléfono, transporte o gasolina, pensiones… etc.

  1. Revisa tu capacidad de pago.

Ya que tienes el monto te tus deudas, ingresos y pagos tendrás un panorama más amplio de dónde estás parado, es importante que tus deudas no superen el 30% de tus gastos, si es así seguramente no tendrás la capacidad de poder hacer tus pagos a tiempo: Es muy importante que tengas presente cuánto debes y cuánto puedes pagar mes con mes, así como el porcentaje de tus ingresos que se va a dichas deudas.

  1. Convierte las deudas en prioridad. 

Ya que tienes un panorama completo de tus finanzas, haz conciencia de la importancia de vivir libre de deudas, y piensa que el dinero que gastas en pagar los préstamos podría ser ahorrado o invertido en algo que genere más dinero, por poco que sea, y ten la seguridad que por más difícil que parezca te puedes deshacer de las deudas si sigues un plan de acción.

  1. Organiza o unifica tus deudas

Muchas veces nuestra capacidad de pago no es suficiente para pagar todas las deudas que tenemos, por lo que es importante organizar las deudas de mayores a menores, y aquí es donde tú decides qué deuda pagar primero: Tal vez quieras empezar con las menores y así irlas pagando más fácilmente; al ser más pequeñas podrás hacer pagos extraordinarios que te ayuden a liquidarlas más rápidamente. Por otro lado si lo que quieres es pagar menos intereses podrías empezar con las más altas, o bien lo que puedes hacer es unificar tus deudas: Hay bancos o instituciones que compran deudas de otras instituciones, y de esta forma será más fácil liquidar una sola deuda que varias deudas.

  1. Establece un tiempo límite

Ya que tienes más claro la deuda que vas a liquidar primero establece el tiempo en lo que lo harás; revisa los abonos extras que vas a hacer a capital, porque estos serán fundamentales para acabar con la deuda antes del plazo, y es importante que tengas una fecha límite para que tú mismo hagas el esfuerzo por cumplirlo.

  1. Utiliza ganancias inesperadas

Una forma de acelerar los pagos es que cualquier dinero extra que recibas lo uses para abonarlo a tu deuda, acuérdate que la meta es salir de deudas y mientras más rápido mejor, esto te dará tranquilidad y te hará sentir mejor. Así que no lo dudes, cualquier bono, liquidación o herencia úsala para este fin.

  1. Evita más deudas

Y lo más importante y probablemente más difícil de todo: En este tiempo deja de comprar cosas que realmente no necesitas, tal vez no salgas tan seguido o tendrás que eliminar ciertos gustos; es un sacrificio temporal que rendirá frutos, y recuerda que no será así toda la vida, guarda tus tarjetas en casa, revisa suscripciones que puedes cancelar, y minimiza lo más posible.

  1. Hazlo un hábito

Probablemente una vez que termines de pagar tus deudas te habrás dado cuenta que hay muchas cosas de las que puedes prescindir, así que sigue así y ese presupuesto que tenías para pagar deudas úsalo para ahorrar.

¿Has intentado algunos de estos consejos para salir de deudas? ¿Tienes alguna receta que te funcione bien al respecto? ¡No dejes de compartírnoslo en nuestras redes sociales! Y como siempre, mil gracias por formar parte de la comunidad Más Bla Bla.

admin

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *