Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

BLOG

Cómo llevar una buena relación con tu suegra
Familia

Cómo llevar una buena relación con tu suegra 

Ah, las suegras… Para algunos con sólo escuchar su nombre se nos amarga el día, y es que la suegra es una de las personas más difíciles de complacer; aunque algunas personas tienen suegras amables, discretas, acomedidas, respetuosas y hasta amorosas, otros pasan malos ratos teniendo que lidiar con suegras metiches, sangronas, impositivas, celosas y sin tacto. Y sin importar el tipo de suegra que nos haya tocado, la realidad es que tenemos que convivir con ellas, y qué mejor que llevarla bien… Si no es por nosotros, que sea por nuestra pareja.

Mi suegra, la relación con mi esposo y mis hijos

Qué más querríamos que una suegra que no opine y se mantenga a raya; que esté consciente de que ya hizo su trabajo, y ahora el turno es nuestro. Cuando lo mejor sería que nos dieran consejos sin quererlos imponer, hay muchas suegras que no entienden la diferencia entre dar consejos y dar instrucciones:  Recuerda que cuando se refiere a los hijos todos nos van a querer dar instrucciones y más cuando se trata de nuestros papás y suegros, y aunque a veces a nuestros padres les podemos responder directamente con un no, gracias, por la confianza que les tenemos, no siempre es el caso de la suegra.

Así que para no tener problemas, te recomiendo que escuches sus consejos y siempre des las gracias por ellos; si no estas de acuerdo, muy amablemente expresa cómo prefieres hacerlo, porque recuerda que tú eres el padre, y estás en todo tu derecho de decidir como educar a tus hijos. Tú y tu pareja son los únicos que tienen derecho a decidir cómo operan las cosas en su propia familia, y los padres de ambos lo deben respetar, aunque no les guste o no estén de acuerdo.

Si tienes intrusiones constantes en este tema te recomiendo que seas tajante y dejes claro desde el principio que con mucho gusto aceptas los consejos de tu suegra, pero que la última palabra la tienes tú y tu pareja. Habla con él —o con ella, según sea el caso— y hazle ver  el problema que enfrentas;  si tu suegra es muy impositiva tal vez será bueno que su retoño hable directamente con ella para evitar problemas y no tener que llegar a situaciones en las que el vínculo familiar pueda romperse por su intromisión.

Es importante tener una relación saludable: Al final de cuentas es la mamá de tu pareja y la abuela de tus hijos; piensa que a veces los comentarios que hace no son con mala intención… Ella podría estar pensando que les está ayudando o haciendo bien, así que toma lo que te gusta y desecha lo que no. No deja de ser una mujer que ya educó a sus hijos y algo de experiencia podrá compartirte al respecto.

Nuestra nueva familia

Una vez que se casan y tienen hijos (e incluso si no los tienen ) debe de quedar muy claro que son un núcleo independiente de todos. A partir de este momento ustedes son lo más importante y este nuevo núcleo —esta nueva familia— debe ser lo primordial para ambos; si no es así estamos abriendo una via directa para los conflictos. Debemos de tener prioridades, y aunque nuestros padres nos lo han dado todo, es hora de separarnos del núcleo al que pertenecíamos y ser parte de lo nuevo que hemos creado, dándole prioridad a nuestra nueva familia.

Esto no quiere decir que vamos a abandonar a nuestros familiares, símplementre tenemos que priorizar: Al tener claro esto, tendremos muy claro que las desiciones las toma la pareja, y ellos son los que irán creando reglas y costumbres dentro de su propio hogar. Siempre nos encontraremos con suegras que dan su opinión aunque no se las pidamos, o que creen que tienen el derecho ineludible de visitarnos —o a nuestros hijos— cuando les dé la gana, y es aquí donde tenemos que poner un alto: Nosotros como pareja / familia tenemos nuestra vida y nuestras rutinas, y no pueden intervenir cuando ellas quieran; si bien a veces como nueras o yernos no somos capaces de decir no, tenemos que aprender a delimitar nuestro territorio; muchas veces es ahí donde empiezan los conflictos.

Debemos de tener claro que como nueva familia nosotros somos los que decidimos dónde y cómo vivimos, cómo organizamos nuestra casa y nuestros horarios, qué hacemos el fin de semana y, en general, todas nuestras actividades. No por agradar o evitar tener un conflicto podemos ceder a todo lo que nos pide la suegra: Son acciones que decidirá la pareja, y sí, a veces cederemos, pero no siempre. Por supuesto que será común que reciban opiniones de todo tipo y de todo mundo, pero deben ser ustedes —la pareja— quien decida al final; en cuanto a las visitas, nunca sientas la obligación de tener que ir a casa de tus suegros o de tus papás cada fin de semana, o tener que recibirlos en tu casa. Si te incomoda alguna situación, háblalo con tu pareja y busquen una solución juntos.

Cómo superar conflictos que ya existen

Hay relaciones que ya están muy dañadas, y a veces los suegros ni siquiera se han dado cuenta de esto. Entendamos que hay muchas ocasiones en las que ellos viven en su mundo, por lo que te recomiendo que hables con ellos. Acércate a tu suegra o pide a tu pareja que también lo haga, para que entienda que está en juego la felicidad de la pareja o la familia, y que si quiere que sus niños sean felices debe apoyarlos, y parte del apoyo es dejar que sean independientes, que tengan su propia autonomía como pareja.

Si esto no funciona es importante que lo dejes claro con tu pareja y que los dos estén de acuerdo que ante cualquier decisión que deban tomar lo más importante es la felicidad y el bienestar de ambos; las decisiones deben de pasar por el filtro del otro para que ambos estén tranquilos y resuelvan primero entre ustedes.

Recuerda que aunque exista conflicto entre tu pareja y tu propia familia de origen siempre debes dar prioridad a tu pareja, y nunca ponerte en evidencia frente a nadie; tu has escogido crear un nuevo núcleo y le debes de dar la importancia que este nuevo núcleo reviste, estén o no estén de acuerdo terceras personas.

¿Has experimentado este tipo de situaciones en tu relación de pareja? ¿Cómo es que lo has resuelto hasta ahora?

Compártenos tus experiencias aquí y en nuestras Redes Sociales…

Como siempre, ¡Gracias por tomar parte de la comunidad Más Bla Bla!

admin

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *