Screen Shot 2014-08-15 at 2.34.33 PM

En México se desperdicia el 35% de la  luz que se consume en los hogares , lo que se ve reflejado en tu gasto mes con mes, hay muchos aparatos a los que se les llama “vampiros” que por el simple hecho de estar conectados nos roban electricidad, es por esto que si intentamos seguir estos consejos veremos notablemente como baja el monto de nuestro recibo de luz.

Seca tu ropa al sol. Intenta secar tu ropa al sol lo más que puedas, nos hemos acostumbrado a secar toda nuestra ropa en secadora cuando muchas veces no es necesario, aprovecha un día soleado para secar tu ropa y verás que hasta tarda menos que tu secadora.

Sella bien tus ventanas. Es muy fácil sellar con silicón las ventanas y ayudará a que no entre el frío en época de frío y a que el calor que entra en época de calor se mantenga dentro de tu casa, así en invierno utilizarás menos los calentadores que suben muchísimo el consumo de energía, y cuando los uses hazlo en modo de ahorro de energía, tardarán un poco más en calentar pero vale la pena el ahorro.

Apaga. No dejes prendidos radios, televisiones, lámparas y demás aparatos eléctricos que no estés usando. Apaga las luces de los cuartos donde no hay nadie, así como las de exterior, es muy común dejar estas prendidas por la noche aunque nadie las necesite. No dejes conectados cargadores y aparatos que no utilizas comúnmente, los aparatos en standby usan más luz de lo que te imaginas.

Limpia, cuida y da mantenimiento. Mantén limpios el horno de microondas, horno eléctrico y tostador, durarán más tiempo y utilizarán menos energía, de igual manera verifica que los accesorios y maguara de tu aspiradora estén en buen estado y utiliza está con el filtro vacío,  si el filtro de tu aspiradora está saturado el motor trabajará sobrecargado reduciendo su vida útil y gastando más energía. Comprueba que las aspas de tu licuadora tengan filo y no estén rotas, una licuadora que trabaja fácil dura más y gasta menos. Revisa que los cables y clavijas de tus aparatos eléctricos estén en buenas condiciones. Revisa que la puesta del refrigerador cierre bien y los empaques funciones, por ahí se escapa mucha energía.

Ilumina y coloca inteligentemente. Usa lámparas fluorescentes compactas para sustituir a los focos incandescentes, iluminan igual, duran 10 veces más y consumen 4 veces menos energía. Además si pintas las paredes de tu casa con colores claros la luz se reflejará en ellas  utilizando menos focos para iluminar. Coloca tu refrigerador fuera del alcance de los rayos del sol y lejos de la estufa, deja enfriar los alimentos antes de refrigerarlos.

Usa menos. Carga tu lavadora al máximo permisible cada vez que la uses, y usa el detergente necesario, el exceso de este generará espuma que hace trabajar más al motor, gastando más energía. Plancha la mayor cantidad de ropa posible en cada ocasión, el conectarla varias veces genera más gasto, y la plancha gasta mucha luz, plancha primero tu ropa gruesa o que necesite más calor, así puedes desconectar la plancha y utilizar la temperatura acumulada en ella para planchar la ropa delgada que necesite menos calor.

Por último verifica tu instalación eléctrica, muchas veces por ahí se nos escapa la luz y ni cuenta nos damos, si desconectas todos tus aparatos electrónicos incluyendo timbres y todo aquello que use luz no debe de avanzar el medidor, si lo hace pude que tengas una fuga.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *