La importancia de hacer pausa

Te despiertas, desayunas, haces ejercicio, te bañas, preparas a tus hijos para la escuela, atiendes a tu mascota, te vas a trabajar o comienzas tus diferentes actividades del día, y así continúas tu día con una gran cantidad de actividades y rutinas, una tras otra, hasta que parece que no terminas de hacer una cuando ya estás empezando la otra… Y así sigue tu día hasta que llegas en la noche a tu casa y lo único que quieres es entrar a tu cama para descansar, prender la tele, o tal vez leer un libro. No es que esto esté mal, pero estamos tan metidos en nuestras rutinas de diario que hasta descansar implica seguir dándole vueltas a todos nuestros asuntos en la cabeza.

Lee mas